top of page
  • Foto del escritorasturiasamosca

Cómo organizar tu mesa de trabajo/ 5 claves para hacer tus sesiones de montaje de moscas mucho más ordenadas y cómodas.





En pleno invierno y aún a unos meses del inicio de la nueva temporada de pesca ya solo podemos pensar en truchas. Nos preparamos montando nuestras moscas, reponemos las imprescindibles, buscamos nuevos materiales e innovamos con algunos modelos que queremos probar. Para todo esto y aunque no todos presten la atención debida, será muy importante tener una mesa de trabajo bien organizada, donde los materiales y las herramientas no se entremezclen después del tercer montaje.

En mi recorrido como pescador he montado miles de moscas, llegando al cabo de los años a perfeccionar un sistema de trabajo que me permite tener los materiales a mano en una mesa lo más ordenada y limpia posible, reduciendo tiempo de montaje.

Aquí os presento mis 5 claves esenciales para organizar mi trabajo, unos sencillos consejos que cada montador puede ajustarlo a su espacio o necesidades particulares.


#1 - Mesa y anzuelos

Lo primero es empezar con el lugar de trabajo despejado y comenzar a organizarlo en función del tipo y número de moscas que tenemos pensado elaborar, que marcarán los materiales concretos a utilizar (plumas, sedas, hilos…).

Yo comienzo sacando los anzuelos. Si vamos a montar 12 unidades de cada modelo, saco unos 14 anzuelos. ¿Por qué si voy a montar 12 moscas sacó 14 anzuelos? Sencillo. Nunca se sabe qué puede pasar: un anzuelo defectuoso que no detectamos hasta el final, un montaje que no acaba de convencernos o un anzuelo que se pierde en un despiste…preparando un par más de reserva estaremos cubiertos para alcanzar nuestra serie de 12 moscas.

En mi caso, que soy diestro, colocaré los anzuelos delante del torno hacia la izquierda e iré distribuyendo el material y las herramientas hacia la derecha para que no se mezclen.

#2 – Materiales

Supongamos que vamos a montar unas moscas secas de CDC con un cuerpo de seda, tórax de pelo y un poco de señalizador, diferentes materiales que se suman a las plumas. Un material un poco sucio, ya que lo más normal es acabar con plumillas sueltas por toda la ropa y la habitación.

Colocaremos las sedas de montaje y el dubbing para el cuerpo a la izquierda del torno, al lado de los anzuelos dejando libre el frente y la mano de trabajo, evitando así tropezarnos con el material o tirarlo al suelo al movernos para el montaje.


#3 - Herramientas de montaje

Como nuestra mosca será de Culd De Canard, tendremos que estar cortando plumas de forma constante, para igualar o recortar los sobrantes, y se generarán muchos desechos. Por eso para mí, resulta clave disponer de una pequeña papelera de sobremesa con tapa basculante (las habréis visto en muchos bares y las podéis conseguir cualquier tienda online de papelería, menaje y hogar). La colocaremos a la izquierda ya que recortaremos los sobrantes con la mano derecha y los recogeremos con la izquierda. De nuevo, la clave es evitar el cruce de manos ni mezcla de materiales.

Siguiendo esta regla, colocaremos el portabobinas y las tijeras nuestra derecha. Por último, colocaremos la pinza, también a la derecha, pero más separada del resto de herramientas y fuera de la zona central de trabajo, ya que sólo la usaremos una vez por mosca para coger las plumas de CDC.


#4 - Selección de plumas

Ya está casi todo el material de montaje y herramientas listas, solo faltan las plumas.

Tendremos que tener en cuenta el tamaño de mosca y las plumas que pondremos en cada una. Como referencia, yo utilizo 3 ó 4 para un anzuelo del nº18 y 4 ó 5 plumas para un anzuelo del nº16, aunque, por supuesto, dependerá del tipo y densidad de las plumas y de los gustos personales.

Me gusta tenerlas organizadas en un lugar diferenciado, utilizo un cristal o cartulina con un tamaño aproximado de un folio, organizando unos 14 mazos con sus 4 plumas correspondientes, que intento ordenador por similitud de tamaño. Personalmente, igualo las puntas.

¿Por qué las agrupo así? Por dos motivos principales. El primero es que aseguro que las moscas tengan una densidad similar y un montaje mucho más rápido. En cada montaje únicamente cogeremos los mazos ya preparados en lugar de tener que abrir la bolsa, seleccionar y cerrar en cada mosca.

El segundo motivo es que permite apartar los tamaños que no vamos a utilizar. Por ejemplo, si estamos montando moscas del nº16, podemos ir apartando las plumas más grandes y las más pequeñas en bolsas independientes que ya quedarán seleccionadas para la próxima sesión. Está claro que si ya hemos realizado la selección previamente no será necesario volver a separarlas. Me gusta tener las plumas separadas por tamaños porque permite mayor aprovechamiento, menor desperdicio y mantener la mesa de trabajo mucho más limpia.

Estas plumas organizadas las colocaré a la derecha de mi posición, sin que interfieran en mis movimientos durante el montaje, al alcance de la mano pero a la distancia justa que no las haga volar con cualquier movimiento un poco más brusco.


#5 - Aspirador

Uno de mis últimos trucos, aunque no me nos importante, es disponer de una pequeña aspiradora de mano. Para mí una aliada indispensable para mantener la limpieza de la mesa. La coloco a la mi izquierda en un cajón para acceder a ella en cualquier momento, pero evitando el contacto con el material y que interfiera en el flujo de trabajo.


Personaliza tu sistema de trabajo: ahorra tiempo y materiales y gana en limpieza

Por supuesto, cada montador tendrá sus propios trucos o sistema. Yo os comparto el mío esperando que pueda ayudaros y facilitar vuestras sesiones de montaje.




132 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page